¿Ya estás pensando en maletas y poner a punto el coche para el verano? Los grandes viajes se verano están a punto de comenzar y, con ellos, las esperadas vacaciones. En esta época del año, hay que tener en cuenta especialmente el calor, que puede afectar a la conducción.

Por eso, no está de más que tengas en cuenta algunos consejos que te ayudarán a aumentar tu seguridad y tu comodidad en tus viajes de verano.

– Viaja “con la fresca”: si es posible, evita el intervalo en5tre las 12 del mediodía y las cuatro de la tarde, que es cuando más aprieta el calor.

– Lleva ropa adecuada: si utilizas ropa ligera y de color claro para absorber menos luz, viajarás más cómodo y fresco. Tampoco te pases quitándote ropa: te puedes llegar a quemar e incluso sentir más calor. Y recuerda: nada de chanclas para conducir, ya que su uso puede resultar peligroso.

– Come ligero: además de mantenerte hidratado, es importante que realices comidas ligeras si vas a viajar. Así evitarás la somnolencia que, con el calor, se puede acentuar.

– Para a descansar: aunque se suele recomendar parar cada dos horas de conducción, en verano puedes necesitar hacerlo más a menudo. La causa, cómo no, es el calor. Parar a hidratarte y despejarte en una sombra fresca es más que recomendable.

– Circula con precaución: que tú tengas cuidado con el calor no significa que el resto de los conductores lo hagan. Así que pon los cinco sentidos en la carretera y, a ser posible, deja un poco más de distancia de seguridad respecto al vehículo que va delante. Así, si hay cualquier problema, podrás reaccionar a tiempo.

– Revisa tu vehículo antes de viajar: lleva tu coche a tu taller de confianza. Allí podrán revisar el funcionamiento de sistemas como el aire acondicionado, tan importante para la seguridad en verano.

Fuente: ABC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.